jueves, 6 de mayo de 2010

Las Comisiones hospitalarias y el maldito azar

Como he citado en varios posts creo en aquello de que "la unión hace la fuerza" y de que es mas interesante sumar que restar, por lo menos cuando de trabajo se habla. Un ejemplo de esto son las Comisiones hospitalarias, cada vez mas numerosas, por citar algunas: Comisión de Farmacia y Terapéutica, Comisión de infecciones y política de Antibióticos, Comisión de Nutrición Clínica, Comité de Tumores, Comité Etico de Ensayos Clínicos, Comisión de Seguridad del paciente...etc. Desde mi punto de vista una Comisión es un ejemplo de grupo multidisciplinar trabajando en equipo y un ejemplo de microgestión clínica, cuyas decisiones van a influir, en el tan importante devenir del hospital. Son (o deben ser) las que propongan líneas de actuación, generen objetivos y promuevan actividades, y velen por el buen quehacer diario en todos los sentidos.
Sin embargo, y es curioso, todos los que pertenecemos a una u otra comisión tenemos la misma sensación: "no se les da la importancia que tienen". No es dificil encontrar a miembros de comisiones que están por obligación (el jefe les ha puesto ahí porque si) o simplemente por azar (me ha dicho fulanito que necesitáis un intensivista y aquí estoy), muchas veces incluso son personas a las que debemos estar agradecidos (estoy aquí porque no quiere venir nadie). Teneis que saber que el asistir a estas comisiones se entiende, muchas veces, como un plus a tu trabajo diario no remunerado. En todas las comisiones nos encontramos también con la necesaria e importantísima función del directivo (gestor hospitalario), sobre todo a la hora de llegar a un consenso que luego apoyará la dirección del hospital, pero aquí tambien a veces, el azar es determinante y ciertos directivos "caen" en comisiones no afines por uno u otro motivo.
Como os podeis imaginar, el hecho de como y quién constituya una Comisión Hospitaria será determinante para el futuro de esta y en consecuencia para la gestión derivada de la misma.
Woody Allen, en una de sus últimas magníficas películas: "Match Point", nos lo recordó: nos guste o no la suerte es muy importante en el devenir del futuro. Es algo que intuimos, todo depende de decisiones condicionadas por múltiples factores incluido el azar. Sin embargo cuando de voluntades y sanidad se trata, creo muchas veces que podemos (y debemos) disminuir en todo lo posible "el dichoso azar". Creo que debemos prestar mas atención a estas comisiones e intentar mejorarlas de algún u otro modo, todos ganaremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.