martes, 4 de agosto de 2015

A propósito de que las cabras se han comido mis medicinas

De vez en cuando nos llegan pacientes a la consulta con antelación porque “han perdido” o les “han robado” los medicamentos. Esta circunstancia es mas común en un determinado perfil de paciente como os podéis imaginar. La verdad es que había escuchado todo tipo de argumentos al respecto. Pacientes que se han dejado olvidada la “bolsa de los medicamentos” en algún lugar que no recuerdan, a otros se la han robado. Pacientes a los que se le ha caído la medicación de la moto y la han destrozado los coches que le precedían. Otros que disponían de medicación termolábil y se les ha estropeado el frigorífico o recuerdo aquel que comentaba que se las había tirado su madre a la basura porque creía que eran “drogas”. Muchas razones, algunas ciertas, otras justificativas, pero sin duda la última supera con creces a todas, más que nada por el “surrealismo” de la misma. Un paciente nos ha comentado que estaba en una casa de campo ha dejado “las medicinas” encima de una mesa y “se las han comido las cabras...”.
 
Aunque todo esto se de en un porcentaje muy pequeño, no está de más recordar que debemos actuar con responsabilidad en la “custodia y conservación” de nuestros medicamentos. Mas allá de la salud estamos hablando de medicamentos cuyo envase para un mes suele costar más de 500-1.000 euros en muchas ocasiones. Recuerdo cuando de residente el precio de los medicamentos aparecía en los envases y muchos pacientes preguntaban ¿de verdad cuesta esto el medicamento?. El ministerio decidió quitar el precio que aparecía en el cartonaje de los medicamentos hace tiempo, entre otras cosas porque la ley actual no obliga y porque había a quien le parecía de mal gusto. Pero a lo mejor aquello no estaba tan mal.

viernes, 31 de julio de 2015

Pequeños consejos para los pacientes antes de acudir al farmacéutico

A través de feedly llego a un post de la periodista Elizabeth Renter de hace unos meses “How to talk so your doctor will listen”. Los consejos que se dan se pueden adaptar prefectamente a la consulta externa de farmacia del hospital, pero bien valdrían para la oficina de farmacia o una consulta de atención farmacéutica de atención primaria. 

Algunos pequeños consejos para los pacientes antes de acudir al farmacéutico son:
 
1) Antes de acudir a la consulta externa de farmacia, prepare con antelación las preguntas que quiere realizar sobre la medicación que toma, incluso anótelas en un papel. Muchas veces con las prisas y los nervios se olvidan cosas
 
2) Puestos a hacer una lista, es bueno que esté priorizada, por si no hay suficiente tiempo, que por lo menos se hallan resuelto las dudas más importantes sobre su medicación.
 
3) Si en el marco de la consulta no se pueden resolver todas las dudas, pida un modo de poder comunicarse con el farmacéutico en otro momento con el fin de solucionar las mismas. El teléfono, correo electrónico o algunas plataformas de social media que proporcionen confidencialidad pueden ser una opción.
 
4) Es preferible, siempre que se pueda, ir en compañía de algún familiar que puede ayudar a orientar las preguntas y a interpretar las palabras del farmacéutico.
 
5) Por su puesto no dude en preguntar cualquier cosa, a veces cosas que nos parecen banales pueden ser importantes.
 
En el otro lado, los profesionales sanitarios también tenemos mucho que mejorar y hacer hincapié en potenciar nuestras habilidades comunicativas mas sencillas, como por ejemplo saludar adecuadamente o aprender a escuchar de manera activa (y no mientras se mira al ordenador).

martes, 21 de julio de 2015

El NHS, la cultura hospitalaria de lunes a viernes y twitter


El secretario de salud británico, Jeremy Hunt, desató la polémica hace unos días con unas declaraciones sobre que en los hospitales se tiene que trabajar al mismo ritmo de lunes a domingo y acabar con la “cultura de lunes a viernes” que según el tiene consecuencias trágicas para los pacientes. Parece ser que hay datos concluyentes que ponen de manifiesto que si un paciente ingresa un domingo en el hospital tiene mas posibilidades de mortalidad que ingresando un miércoles, por ejemplo. El problema de todo, entre otros muchos, parece ser la falta de consultores (médicos especialistas) los fines de semana.
 
El problema, es un viejo conocido en todos los lados, horas extras, guardias mal planteadas o inexistentes, falta de inversión en servicios de urgencias etc... Al final una lucha de titanes que tiene enfrentados a la asociación médica británica y las autoridades sanitarias.
 
Al hilo de todo esto se ha producido un aluvión de tweets y selfies de los profesionales sanitarios británicos bajo el hashtag #ImInWorkJeremy en contra de las palabras de Jeremy Hunt y ha vuelto a poner a twitter como escenario de una batalla campal sanitaria, situación de la que se hace eco hasta el mismísimo British Medical Journal en su artículo Doctors take to twitter to refute hunt´s claim that NHS has weekday working culture”.

martes, 14 de julio de 2015

¿Deberían los médicos recomendar homeopatía?

Para los que les guste el polémico tema “homeopatía”, ha salido publicado hoy en British Medical Journal un artículo muy interesante sobre ¿deberían los médicos recomendar homeopatía? (Should doctors recommend homeopathy?)

En él se exponen dos puntos de vista contrarios, justificados con su correspondiente evidencia científica. 
Por un lado el Dr. Fisher que viene a concluir que la homeopatía es segura, popular entre los pacientes, mejora los resultados clínicos sin aumentar costes e incluso reduce la utilización de otros medicamentos, incluido los antibióticos. Por su lado el Dr. Ernst concluye que utilizar la homeopatía no está justificado, sus beneficios no superan los riesgos y sus costes, haciendo hincapié en el coste oportunidad de la opción es considerable.

Una lectura interesante y recomendable que nos acerca un poco más a este mundo tan opaco de la homeopatía. Sin querer manifestarme en una u otra postura, ya lo he realizado con anterioridad en algunos posts que cada uno saque su propia conclusión. 

Una vez más la polémica está servida.

jueves, 9 de julio de 2015

Gestor outsider



En estos tiempos tan convulsos y de tantos cambios, parece que se ha puesto de moda el gestor outsider. No tienen mucha experiencia en el sector público, ni siquiera en otros, aunque parecen tener buena formación. Suelen ser bastante jóvenes y les mueve el impulso de intentar hacer las cosas de otro modo.

En mi corta trayectoria he conocido ya a unos pocos. Puedo hablar de algunos bien, de otros peor, pero sigo admirando el querer explorar otros caminos, el no importarles el qué dirán o el demostrar que otra forma de hacer las cosas es posible. 

Suelen ser incomprendidos, admirados, odiados o quizás ambas cosas a la vez, pero en cualquier caso bastante necesarios para avanzar.

miércoles, 8 de julio de 2015

¿Quién tiene que autorizar el acceso a un medicamento?



La polémica está servida hace tiempo. Medicamentos con indicación aprobada pero que se estima que empiecen por otras medidas por el elevado precio del primero. Medicamentos con indicación aprobada que directamente no se aprueba su utilización en el centro, se supone que por motivos de coste-eficacia. Medicamentos con indicación aprobada pero sin financiación por el sistema nacional de salud que deja a pacientes en un “limbo” de accesibilidad. Medicamentos de nueva aparición, pendientes de valoración en comisiones, protocolos, guías…y que acaban dormidos en algún despacho, bajo solicitudes en papel. Medicamentos cuya utilización se aprueba en algunas comunidades y no en otras, en algunos hospitales y no en otros. Medicamentos, como casi todo en la vida, que nacen con estrella y otros que nacen estrellados.

En cualquier caso la pregunta es, ¿quién tiene que autorizar el acceso a un medicamento?. ¿Con la aprobación del ministerio y el criterio médico es suficiente? ¿Una comisión clínica de especialistas?. ¿Un consejero?. ¿Un gerente?. ¿Un director médico?. ¿Un servicio de Farmacia?...

El caso es que en los últimos meses no hago más que recibir reclamaciones y cartas de asociaciones o pacientes “solicitando” la autorización de medicamentos, “pidiéndome ayuda” o “apelando a mi conciencia”.

Tengo claro que “somos” (al fin y al cabo represento a un servicio clínico) el último eslabón de la cadena. Pero también tengo claro que esto no funciona bien, el acceso a medicamentos no es equitativo, ni ágil. Y muchos pacientes, algunos de manera justificada, otros no, han dejado paso a lo que podríamos denominar el lamentable síndrome “quiero mi sovaldi” que tanto hemos visto en la tele.

miércoles, 1 de julio de 2015

¿Estamos contentos con nuestra sanidad?



Ayer se presentó el baremo sanitario 2014 donde queda reflejada la opinión global que la población tiene sobre el sistema sanitario. La nota global de satisfacción es de 6,31 sobre 10. De primeras parece algo escasa, pero más o menos es parecida a la de otros años donde el rango se ha movido entre 5,94 y 6,54 puntos. Por supuesto diferencias entre comunidades autónomas, están los notables de Navarra y Aragón, por encima de 7 o los aprobados por los pelos de Extremadura (5,99) –ejem,ejem - o Canarias (5,55).

Es interesante echarle un vistazo, ver como la atención primaria sale por encima que la especializada y como en general, la población elegiría siempre un centro público para ser atendido, menos cuando hablamos de rapidez de atención y confort de instalaciones.

En cuanto a los medicamentos el 65% piensa que el nuevo sistema de prestación farmacéutica debería contemplar más tramos para que las aportaciones de pago de medicamentos sean más acordes con el nivel de la renta. Existe también un indicador que hace alusión a las limitaciones en el acceso a medicamentos, donde el 4,5% de pacientes manifiestan que han dejado de tomar algún medicamento porque era muy caro. (En ningún momento estamos hablando de acceso a medicamentos hospitalarios, esto sería harina de otro costal).

Una última cuestión para reflexionar, a la hora de preguntar qué confianza le merece la información sobre medicamentos que le puede proporcionar el profesional sanitario, el médico está muy por encima que el farmacéutico (médico mucha confianza 61,2% vs farmacéutico mucha confianza 32,7%), aunque por encima de enfermería (mucha confianza 24,6%). Esto último tendríamos que” hacérnoslo mirar” los farmacéuticos, como decía aquel.
Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.