lunes, 8 de febrero de 2016

Master en dirección de organizaciones sanitarias

Este año he vuelto a la universidad, esta vez la de Extremadura, la tercera que visito de manera directa. Las clases, los manuales y los libros de liderazgo, gestión, planificación…nos advierten de cómo optimizar el tiempo, fijar objetivos, aumentar la eficiencia…

¿y la prepotencia que encuentras en muchos directivos? 

¿la gente gris?

¿los piratas con bata que navegan por los pasillos del hospital?

¿los silencios cobardes?

¿la gente que no quiere trabajar (muchos desempleados “matarían” por estar en su puesto)?

¿las falsas promesas?

¿la falta de palabra, las mentiras, las falacias?

¿las injusticias organizativas?

¿los sueños perdidos?

¿las negociaciones de “todo para el paciente, pero sin el paciente”?

¿la rutina?

¿la falta de educación, los malos gestos…incluso los insultos?

¿los futuros caducados?

¿los desiertos personales?

De todo eso y mas no te hablan las clases, los manuales, los libros, los profesores…nadie te advierte de esos escenarios, pero están ahí y manejarlos es mas difícil que gestionar medicamentos, costes o cifras.

En estos casos no queda otra que improvisar y luchar…sobre todo luchar...

Hace tiempo que no pongo música y estos días leía el anuncio del nuevo álbum de uno de los grupos que mas me han llamado la atención estos últimos años, The Lumineers…ya tocaba.

 

martes, 2 de febrero de 2016

Como aumentar la productividad de tu equipo

Encontramos un artículo muy recomendable publicado hace unos días sobre gestión de tiempo en Harvard Business Review sobre “como aumentar la productividad de tu equipo”.

Básicamente centra algunas directrices. El reto es no solo gestionar la carga de trabajo personal sino la colectiva, en resumen:

1. Lo primero sería empezar por uno mismo y dar ejemplo: presentar buenas prácticas de gestión de tu tiempo y no presentarte ante el equipo como una persona sobrecargada y sin tiempo sería el primer paso.
2. Fijar metas: pensar bien que es lo que desea exactamente de su equipo, identificar donde emplear el tiempo y que se debería dejar de hacer para optimizar la gestión.
3. Aclarar las expectativas: reunirse con los miembros de su equipo de manera individual y establecer prioridades con cada uno de ellos. También establecer bien los tiempos de las reuniones, preparándolas con antelación. Que su equipo sepa bien la meta y las expectativas le dará la iniciativa para llegar a ellas, por el contrario decirles como hacer su trabajo paso a paso creará cuellos de botella en los resultados.
4. Fomentar la comunicación abierta: es necesario un dialogo continuo con el equipo para revisar la situación.
5. Dar autonomía a los miembros del equipo: la clave para aumentar la productividad individual es eliminar o delegar tareas menos importantes y sustituirlas por otras de mayor valor añadido. Los empleados deben tomar sus propias decisiones al respecto.
6. Repensar las reuniones: las reuniones son una potencial perdida de tiempo en las organizaciones, hay que minimizarlas y sobre todo la clave es que la reunión tenga un propósito claramente definido para cada uno de los integrantes.
7. Reserve tiempo de inactividad: es necesario fijar tiempos de descanso y saber ajustar las tareas al día de la semana.
8. Busque ayuda si es necesario: a veces es necesario recurrir a ayuda externa que permita definir bien la gestión del tiempo de su equipo.

domingo, 24 de enero de 2016

Una mujer con nombre de medicamento (o viceversa)

Hay una pregunta que suele aparecer de vez en cuando, ¿quién le pone el nombre a los medicamentos?. En este caso me refiero al nombre comercial, de fantasía, los que son una verdadera marca. Esos nombres, a veces raros, a veces curiosos, a veces casi innombrables. 

El caso es que es una ardua tarea detrás de la cual se suele encontrar todo un equipo de marketing y creativos. La idea es buscar un nombre pegadizo, que recuerde la actividad del medicamento y que se pueda decir en varios idiomas sin problemas.

Con más de 33.000 nombres comerciales de medicamentos aprobados cada año, según datos de la FDA, es normal que algunos de ellos se parezcan ortográfica o fonéticamente. Estas similitudes, más allá de resultar graciosas en ocasiones, son una causa habitual de errores médicos en todo el mundo y una amenaza para la salud de los pacientes. De hecho algunos nombres han tenido que ser cambiados porque inducían a error.

En todos mis años en el hospital he visto aparecer numerosos nombres, algunos muy originales. Sin embargo la anécdota mas curiosa al respecto me pasó la semana pasada. Cuando iniciaba el tratamiento a una paciente y ella me dijo “este medicamento tiene el mismo nombre que mi madre”

Ironías del destino...

miércoles, 13 de enero de 2016

No se quede con dudas sobre su medicación, si no le informan...no dude en preguntar


Que importante es la buena información de los medicamentos por parte de los profesionales sanitarios para garantizar la efectividad de los mismos y evitar errores.

Lamentablemente seguimos sin dedicarle todo el tiempo que se merece.


lunes, 11 de enero de 2016

¿Son los buenos médicos malos para la salud?

Leyendo mi lector RSS llego a un curioso artículo de opinión de hace unos meses de un oncólogo americano en New York Times. El artículo tiene un titular bastante impactante, ¿Son los buenos médicos malos para su salud?.

El autor comienza diciendo que con regularidad sus amigos, o amigos de amigos, ante un problema de salud le hacen la misma pregunta ¿puedes ayudarme a encontrar el mejor especialista para esta dolencia?

Sin embargo un sorprendente trabajo publicado en Archives of Internal Medicine concluyó algo bastante impactante y contradictorio, los pacientes con afecciones cardiacas agudas potencialmente mortales disminuían su mortalidad cuando los cardiólogos "mas cualificados" del hospital estaban fuera del mismo. Y el resultado no fue trivial, la mortalidad disminuyó hasta un tercio para algunos pacientes.

El estudio determinó también que la mejor evolución se producía en hospitales universitarios o docentes frente a los que no lo eran. Al dar algunas explicaciones al respecto se cita la probabilidad de que los cardiólogos "mas cualificados" tienen un perfil mas investigador e intervencionista que los facultativos mas jóvenes o en formación.

También se cita que existen otros estudios donde se pone de manifiesto que mas atención sanitaria produce peores resultados en salud y expone el caso de un estudio de Israel sobre ancianos polimedicados donde la deprescripción (quitar medicamentos pautados y aparentemente innecesarios) de mas de cinco medicamentos en la mayoría de pacientes se relacionó con mejoría en la salud de los mismos.

Resumiendo, el autor recapacita sobre que los médicos suelen pensar que mas tratamientos e intervenciones significan mejor salud, subestimando problemas relacionadas con las mismas y efectos adversos. Y propone que se proporcione datos de efectividad y efectos adversos de los procedimientos a los pacientes y se actúe sobre la hipermedicalización. Teniendo en cuenta que los estudios demuestran que cuando los pacientes reciben información sobre el beneficio-riesgo de las intervenciones tienden a dar su consentimiento a un menor número de ellas y se sienten mas participes de su salud.

Artículo curioso y de obligada lectura: Are Good Doctors Bad for Your Health?

sábado, 9 de enero de 2016

Zombificación laboral



Hemos empezado el año de manera turbulenta por el hospital, algunos contratos se esfuman con las primeras inhalaciones del 2016. Algo sigue sin ir bien cuando después de diluvios y tempestades sigue apareciendo el “no hay dinero”. Cuando se cierran proyectos de un plumazo sin importar las consecuencias. Cuando seguimos con el café con leche para todos. 

Y al final lo importante no es nada de eso. Lo verdaderamente importante es la perdida masiva de ilusión, compromiso y pasión que fluye a borbotones, como se desangra un herida. Como si de una hemorragia interna se tratase.

Hay que seguir, no queda otra. Hay que huir de esta "zombificación laboral" de la cual nos quejamos amargamente gestores y clínicos, pero que realmente hacemos poco por evitarla.

La ilustración es del blog de Eduardo Salles, cinismo ilustrado.

Por cierto feliz año, como dice mi padre, este año mas y mejor.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Feliz Navidad


Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.