martes, 8 de marzo de 2011

Contradicciones


Hoy por hoy, incluso en tiempos de crisis, resulta realmente difícil que un nuevo medicamento, de los de compañía farmacéutica poderosa con despliegue de enorme marketing, evidentemente aprobado por el Ministerio, con estudios de no inferioridad que no demuestran gran cosa con lo establecido y grandes dudas de eficiencia, sea frenado en su inclusión en la Guía Farmacoterapéutica del hospital.

He escuchado a alguno incluso decir que sería una contradicción no utilizar algo aprobado por el Ministerio.

Este panorama nos lo encontramos desde tiempos inmemorables , cada uno hace lo que puede, pero como se dice vulgarmente, ¿quién le pone el cascabel al gato?.



1 comentario:

  1. Es difícil seguir creyendo en la guía farmacoterapéutica si ésta se limita a ser una copia del vademécum. Pero también es difícil hacer una buena guía si los miembros de la comisión que la elaboran no se implican en 1º) informarse y 2º) decidir. El principal problema de la información reside en la distinta disponibilidad de las fuentes; y mientras que la procedente de los laboratorios te asalta por el pasillo, una revisión critica de eficacia y seguridad cuesta elaborarla o encontrarla. Por eso son tan necesarias revistas como prescrire de la que se habló en la blogosfera hace unos días. Buena reflexión Imaginefarma

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.