martes, 4 de enero de 2011

El mal del jefe joven


Foto: Detrás de diferente cuadros de Madriz (en castizo)
ciudad que "mata y da vida a partes iguales",
las jefaturas también siguen este lema.

Hoy hablando con el jefe de servicio de Hematología de mi hospital, persona de unos cuarenta y tantos años, con una buena trayectoria profesional, me he ratificado en lo que se podría denominar “el mal del jefe joven”, en resumen sería:
  • Intentar hacer cosas que están muy por encima de las posibilidades reales del servicio.
  • Pedir insistentemente a la dirección más personal y recursos.
  • Creer que las cosas se cambian de un día para otro.
  • Querer “estar”, organizar y trabajar por todos.
  • Creer que él y su servicio son los más “puteados” del hospital.
  • Pensar que todo el mundo te va a responder al 100%.
  • Creer que si estuvieras en otro hospital todo sería diferente.
En definitiva querer “crecer” rápidamente independientemente de los recursos con los que cuentas y caer en la frustración y el deseo de cambiar de sitio. Quizás gran parte de todo esto sea cierto, quizás sea fruto de lo que llamamos el sistema, lento y burocratizado. Lo peor es que al final esto se convierte en una máquina de desmotivación e indiferencia y siempre acabas escuchando a muchos buenos jefes decir aquello de “esto no compensa”.

Es jodido, pero tenemos que evitar que esto pase.

3 comentarios:

  1. Me encanta! De verdad, muy muy buena :)

    ResponderEliminar
  2. Quiero ver algo autobiográfico en el texto no?, muy buena reflexión, suerte amigo.

    ResponderEliminar
  3. A veces luchar por cambiar las cosas genera una corriente beneficiosa en la enorme masa gris del conformismo. Yo creo que es mejor intentarlo que dejarlo de hacer ante una previsible respuesta negativa. Por cierto... muy mayor no eres ¿no?
    Un saludo y FELIZ DECADA

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.