martes, 13 de julio de 2010

Lo mejor y lo peor de los visitadores de la industria farmacéutica

Hace tiempo que viene merodeando por nuestra cabeza este post y  me parece ahora un buen momento para lanzarlo como complemento y después de haber leído ayer la magnífica entrada "Cinco consejos para representantes de laboratorio" de @emilienko. De entre los múltiples blogs de ese ente denominado la blogosfera sanitaria que solemos leer, queremos destacar hoy por su originalidad, cotidianidad y especial sensibilidad, el blog "Como convertirse en entrenador Pokémon" (como veis al título no le falta originalidad tampoco) del otorrino sevillano Emilio Domínguez .

La relación con la industria farmacéutica es un tema que da mucho de que hablar en el entorno sanitario en general y el hospitalario en particular. Es en ocasiones una verdadera "táctica bélica". Desde los servicios de farmacia hospitalarios tenemos nuestra propia visión, no se si sabéis que muchos laboratorios utilizan visitadores diferentes para médicos o farmacéuticos, siendo el mismo laboratorio, el mismo producto y la misma zona, tema que ya da que pensar. Nosotros solemos ser un poco "los malos", los del "uso racional", los del "gasto" , los de las "negociaciones concienzudas" , y aunque el proceder, el fin y la estrategia son similares, creo que nos suelen ver como huesos difíciles de roer.

Realizada esta pequeña aclaración (introducción), sin pretender dogmatizar, así es como lo veo:

Lo mejor de los visitadores de la industria farmacéutica
  1.  La amabilidad y el respeto.
  2. Información de próximos lanzamientos: enterarte a veces de primera mano de algún principio activo que va a salir o alguna nueva presentación.
  3. Información laboral del entorno: enterarte de que en tal hospital buscan a alguien para contratar, va a salir una baja por maternidad...
  4. Docencia maquillada o no: nos guste o no nos ofrecen cursos y son una alternativa mas de docencia, aunque debemos saber que en muchos casos sesgada, es saber quedarse con lo que a uno le interese.
  5. Desarrollo logístico hospitalario: aunque esto pertenece más a las "grandes negociaciones de los jefes de zona"también no debemos ser cínicos y debemos valorar. que hoy por hoy, la robotización o automatización de las farmacias entre otros, se está llevando a cabo con negociaciones con la industria, al igual que monitores para dar sesiones...todavía recuerdo cuando era R-1 y nos dieron unas cuantas PDAs  que sirvieron para hacer algunas cosillas en planta, desde entonces las PDAs son parte de mi vida diaria.
Lo peor de los visitadores de la industria farmacéutica

  1. El no saber, muchos de ellos, ir al grano, muchas veces te cuentan en 20 minutos lo que podrían hacer en 2 y el tiempo es oro.
  2. Querer saber de tu vida por la cara: ¿De donde eres?, ¿estás casado?, ¿tienes hijos?...
  3. Contarte de manera exagerada todas las ventajas del producto, se te queda una cara como diciendo, te crees que soy tonto o qué, ademas en este punto la experiencia me dice que es mejor no rebatir porque si no se van por peteneras y además la próxima vez te traen la bibliografía correspondiente de "peteneras".
  4. Los pichigüilis absurdos que te dan y que tienes que aceptar por educación.
  5. La cantidad de papeles que te sueltan, en la era de la digitalización sería suficiente con citas bibliográficas, todos los dípticos, trípticos, monografías...acaban en la basura. Lo malo es que al igual que los pichigüilis absurdos van en el precio del medicamento (nadie regala nada) y lo pagamos todos.


En conclusión, y al igual que @emilienko, debemos apostar por una relación facultativo-industria farmacéutica profesional y transparente.


Foto reflexiva al estilo "entrenador Pokémon": Con la industria farmacéutica ni todo es negro, ni todo es blanco, busca la escala de grises. 

13 comentarios:

  1. Creo que una cosa es importante: ser educados con ellos. Yo les visito por cortesía, porque al fin y al cabo son gente que trabajan y pagan impuestos... Me gusta que sean honrados, y es cierto que en ocasiones dan 'chuminadas' (colecciones de bolis que doy a ONG's) pero a veces dan libros que incluso cuesta encontrar en librerías médicas de 'provincias'.
    Como todo: ni santos ni demonios. Creo que educación mutua y tampoco cuesta tanto escucharles un ratillo. A veces incluso te informan de alguna novedad farmacéutica antes que a través de los canales de info de la Admin.
    Salu2.0

    ResponderEliminar
  2. Son una fuente de información más, todos sabemos que lo que hacen es vender productos, pero muchas veces te informan de cosas que no sabes. En cuanto a la industria farmacéutica, nos pese o no, hay que reconocer que sin sus patrocinios no se haría casi ningún congreso, reunión, charla científica...es justo reconocerlo. Tambien creo que las administraciones deberían apostar por esto, pero hoy en día no es así.

    ResponderEliminar
  3. Tema recurrente, éste...
    Un par de cosas, sólo. No quieren saber cosas de tu vida por la cara. Forma parte de una estrategia. El contacto personal "vendedor-cliente" pasa por establacer una relación de confianza, y en ello los aspectos emocionales juegan una parte fundamental. POr ello lo de la familia. Y por ello también lo de servir de fuentes de información sobre ofertas laborales, como tu bien apuntas. No es casual. Es la forma de "conectar" con el cliente.
    Por supuesto, los visitadores son personas, y merecen respeto, aunque personalmente no me agrade que merodeen por los centros sanitarios, pero nunca (miento una vez sí) he sido desagradable con ninguno de ellos. Faltaría más. Los médicos solemos tratar con mucho respeto a los visitadores. Les dedicamos, incluso, más tiempo que a muchos pacientes. Y les atendemos mejor... Los hay que incluso priorizan la visita con el repre a la de los propios pacientes. Indecente...
    Sobre el tema de la formación-promoción, en fin, qué decirte. La mayoría de las veces que he asistido a eventos organizados o patrocinados por la industria han sido pantomimas intragables. Pero la industria sabe organizar cosas decentes, como no.
    En fin. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que no son ni buenos ni malos, simplemente: hacen su trabajo. No hay que olvidar, que la empresa farmaceútica es una empresa privada con ANIMO DE LUCRO (y nunca mejor dicho, de las que mayor dinero mueven después de la automovilística y telecomunicaciones), y como tal, sus comerciales, van a llevar a cabo todas las estrategias de marketing posibles(pichiguilis, congresos, "peloteos"...) para vender su producto. Algunas nos gustarán más, algunas nos gustarán menos, de algunas sacaremos mayor provecho de otras menos... Lo importante es 1.saber y poder hacer una LECTURA CRÍTICA de todo lo que nos cuentan, como dice mi compañero:" Q no nos tomen por tontos" que de tontos no tenemos un pelo...2. Tratarles con respeto. Pero igual que tratarías, a la dependienta del Carrefour que te atiende o al gestor que te hace la declaración de la hienda... El tercer punto, y más controvertido ya va dentro de la ética profesional de cada uno :¿prescribo más de fulanito porque me ha invitado al congreso? ¿Quitamos las restricciones de uso de este antibiótico porque menganito nos van a montar el último sistema super moderno de dispensación de medicamentos-...? Yo mi conciencia la tengo muy tranquila. Creo que ciertas negociaciones pueden llevar a un beneficio mutuo de ambas partes (IF- médico, IF- farmacia hosptalaria ) , pero siempre con CABEZA (lectura crítica de TODO) y nunca olvidándonos de nuestro principal objetivo que es el PACIENTE.
    Tema polémico y controvertido. Creo que la utópica solución sería que se promoviera la investigación pública en España, se acabarían muchos de estos "mamoneos"...hasta entonces esto es lo que hay, nos guste o no…..
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Alguna que otra vez hasta pueden ofertar alguna novedad,y como comerciales que son tienen el don de la amabilidad,asi que ni buenos ni malos.Quiero dejar dicho que tu foto reflexiva muy propia.Saludos.

    ResponderEliminar
  6. En definitiva "cosas" buenas y malas con las que quedarse, ya somos mayorcitos y cada cual que decida...pero destaco: con la industria, relación profesional y transparente. Gracias por vuestras interesantes aportaciones.

    ResponderEliminar
  7. Estimado Luis Carlos,

    en primer lugar, gracias por la bonita dedicatoria, que como yo soy un poco narcisista, me ha hecho mucha ilusión.

    Por otro lado, sobre el texto que has escrito te diré que me alegra saber que hay personas críticas con el sistema, pero que reconocer que éste aún aporta ventajas. Creo que es una postura inteligente aceptar que la mayoría de las cosas de un hospital no son ni del todo blancas ni del todo negras.

    PD: No te imaginas lo que me he reído con la foto. Realmente, es muy de mi estilo.

    ResponderEliminar
  8. Hola, muchas gracias por tu post. Yo pertenezco a esa clase que llamas "los visitadores". Estoy totalmente de acuerdo con tu retrato. Como en todo el mundo, aquí también hay buenos y malos profesionales. Ante todo uno tiene que ser honrado. Lo demás se consigue con hincapié y sentido común. No hay que olvidar que lo nuestro es un matrimonio de conveniencia. Ni vosotros viviríais igual sin nosotros y viceversa. Por lo tanto, teniendo claro los objetivos profesionales que cada uno tiene, muchas veces antagónicos, debemos encontrar el punto de equilibrio que beneficie al sistema.
    Aún incluso en estos momentos de crisis, en que de lo único que se oye hablar es de ahorro farmacéutico, a veces con medidas que ponen los pelos de punta.
    De acuerdo con los "pichigüilis", gadgets o como quiera que los llamen. Son pérdidas de tiempo, pero mira por donde no seran tan inútiles cuando lo que se pretende es que os acordéis de nuestras marcas... Y mira por donde que acabas inundando un hospital con bolis y dando un paseito por planta te das cuenta que todos los médicos y enfermeras lo llevan en la solapa de la bata. Tan inútiles no seran, no?
    Peor es cuando alguno te los pide para sus hijos o para alguna fundación en la que trabaja.
    Gracias por estar ahi. Os sigo con mucha afición porque me interesa mucho, profesionalmente hablando, por supuesto, conocer lo que opináis.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Para miccionarse...honrados trabajadores de una industria honrada...
    Macho, que cuentan mentiras sin saber si lo que dicen es verdad, y encima sin ninguna responsabilidad, si se muere alguien por recetar una castaña pilonga como son el 90% de los medicamentos, no pasa nada, el mes que vienen vendemos otro y a ver que pasa.
    Imagina que vas a comprara fruta y traes algo para casa que parecen "lichis", se los das a tus hijos y se mueren o algo peor...eran semillas de datura.
    vuelves a la frutería y el frutero te dice que el mayorista decía que eran buenos...y tal, y como el médico receta lo que a él le receta el visitador...pues nada, todos primos.
    Un pocquito de porfavor, estamos hablando de negociar con el dolor y la salud. Tiene que cambiar ya la forma y el fondo, los visitadores, lo siento mucho, son las primeras cabezas que van a rodar en esta pantomima, son las "prescindibles" para seguir vendiendo, se pueden cambiar por una lista de suscripción o un email...así es la vida, buscaros un trabajo más digno, que vender medicamentos es como vender armas: dudas para qué valen y dudas que hagan falta muchas veces, boticario de 50 años tras el mostrador.

    ResponderEliminar
  10. Pichiguilis, o demás cositas, es verdad que muchas son inutiles, y que no son muy acertadas las preguntas de vuestras familias, pero cuando hay que ir a un congreso a quien acudís????????????

    ResponderEliminar
  11. Los Pichiguilis encantan a los familiares y amigos no conocedores dle ámbito sanitario,siempre los reciben con una sonrisa.
    Los visitadores médicos te utilizan(o creen que lo hacen),y tú has de utlizarles en según qué ocasiones convirtiendose en una relación basada en el "quid pro quo".
    Y es que hasta en el ámbito de la salud,el dinero es el dinero

    ResponderEliminar
  12. Bueno, después de tanto tiempo he dado ahora con este post... No somos tan frios y somos personas responsables que tenemos muuuuuy claro que de lo que hablamos, es de FÁRMACOS, no de Regaliz Zara. Por la cara, no pretendemos enterarnos de la vida privada de nadie...como decis, somos personas y yo, concretamente, me considero una persona educada y sé hasta donde puedo y debo llegar con la persona que tenga delante... En fin, unos crean la fama y otros cardan la lana...no era así?. Un saludo a todos.

    ResponderEliminar
  13. Creo que es importante que los visitadores tengan un plan de sus rutas y que de cierta manera puedan tener control de estas para que no pasen lo de 20 minutos hablando con las personas y sean más eficientes.
    Les comparto un blog de cómo se puede lograr esto. Saludos!

    http://blog.kipobusiness.com/field-team-management/parametros-utiles-para-el-monitoreo-de-campo-personal/

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.