jueves, 8 de julio de 2010

Cotilleos hospitalarios


El hospital es una microcomunidad que muchas veces se asemeja a un patio de vecinos, con todas sus ventajas y defectos. Todo el mundo sabe algo del otro y los rumores se extienden desfigurando los mensajes.

La auxiliar te para y te dice: "mira esa que ha entrado es fulanita la de la cuarta, que su marido la dejó por otra mas joven", "ese otro enfermero es de familia bien, tienen muchas tierras, y él sin novia, yo creo que no le van las mujeres"... En el pasillo un médico amigo te comenta "oye te perdiste la fiesta de resis de la semana pasado, pues hubo tomate entre fulanita y menganito, si es que se veía venir..." "fulanita y menganito se han dejado ¿no?"...
El clímax del cotilleo hospitalario se tiene en la cafetería a primera hora de la mañana cuando un gran número de servicios coincidimos para tomar café: "mira ha entrado pepita, la de cirugía, ayer tuve que "pelearme" otra vez con ella por teléfono, si es que es una amargada, no me extraña que esté sola", "la que tienes a tu derecha, no mires, es la nueva jefa de servicio, con lo estúpida que es, no habrá quien la aguante ahora", "esa es la nueva resi de cardio la verdad es que está estupenda", "Fulanito y menganita últimamente se ponen muchas guardias juntos, a mi me da que ahí pasa algo"...Casi nadie queda indemne, están las guapas y guapos, los prepotentes, las ricas y ricos, los pobrecitos, los "puteadores", los "puteados", los buenos, los malos, los simpáticos, los amargados...todos cohabitan en el hospital.

Y así pasan los cotilleos hospitalarios, unos se van, otros llegan, pero el cotilleo perdura adoptando diferentes figuras dependiendo del emisor y el receptor. Quién no ha escuchado alguno, lo peor de esto es que uno se para a reflexionar y piensa: ¿que dirán de uno por ahí?.
Habrá quién piense que es preferible que hablen de uno aunque sea mal, habrá quién crea que lo mejor es pasar desapercibido. No se, no se...

3 comentarios:

  1. Este es un país de cotillas, da igual el lugar, va en los genes.

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo contigo, creo que lo llevamos en los genes

    ResponderEliminar
  3. Muy cierto.

    Yo he conseguido que me de exactamente igual lo que digan de mí, menos que soy un mal profesional.

    Y lo curioso esque quizás asees el cotilleo mas justificado de los que se hacen.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.