lunes, 8 de abril de 2013

Su médico no es “un vendido”



Ayer el programa Salvados de La Sexta de Jordi Evole volvía a tocar el tema sanitario, esta vez desde un punto de vista bastante polémico, la sociedad tan medicalizada que vivimos y la eterna relación médico-industria farmacéutica.

Si no habéis visto el programa, lo podéis hacer por internet. En general, desde mi punto de vista el tema se trató con bastante frivolidad, y desde luego, la conclusión fue muy nefasta para la población general, ya que venía a deducir que “su médico es un vendido de la industria farmacéutica”.

En el reportaje faltaron muchos protagonistas, por poner un ejemplo la visión de los farmacéuticos, sobre todo de oficina de farmacia y de las administraciones públicas actuales, así como sociedades científicas. Esto hizo que el vapuleo solo se centrase en la dualidad médico-industria farmacéutica.  

Cada uno que saque sus propias conclusiones, que las tendrá, yo solo quiero subrayar y aclarar tres cosas, algunas pasaron más desapercibidas, otras no:

  1. El que vivimos en una sociedad hipermedicalizada es totalmente cierto, medicalizamos absolutamente todo. Ya lo dijo Enrique Gavilán, queremos remedio farmacológico para problemas como el fracaso escolar, laboral o de pareja. Lo que antes era “coraje” frente a la vida, hoy son anfetaminas o benzodiacepinas.
  2. No le hacemos ningún caso al tratamiento no farmacológico de las diferentes patologías. Con esto se frivolizó mucho en las redes sociales y también es cierto. El tratamiento farmacológico es importante, el no farmacológico también y puede reducir o evitar el primero en algunos casos.
  3. Los profesionales sanitarios, aunque sea en su inmensa mayoría, no son estúpidos a la hora de elegir un tratamiento u otro, ni se dejan comer la cabeza por vendedores de humo.

Esta claro que al final los programas de televisión son eso, programas de entretenimiento, de ahí no pasan. Si la intención es polemizar, esta polémica es muy antigua y afortunadamente cada vez está más vigilada y superada.

Solo me queda acabar con un mensaje más claro, si usted no es sanitario y vio el programa, quédese con esto:

Vivimos en una sociedad hipermedicalizada, los ciudadanos tenemos gran parte de responsabilidad en el tema. Consulte a profesionales y busque opciones no farmacológicas que le puedan ayudar en sus problemas de salud y no acumule medicamentos en casa.
Y, por favor, no piense que su médico sea un vendido de la industria farmacéutica, es un profesional más al servicio de nuestra salud, y le puedo asegurar que uno de los mejores de Europa en formación.

7 comentarios:

  1. La solución está en nuestras manos, la mayoría de los problemas no se arreglan con medicamentos, la tristeza, la angustia ... no es "medicable" ... ¿estamos dispuestos a responsabilizarnos de nuestra propia vida? ... ¡vamos!

    ResponderEliminar
  2. Muy certero tu entrada, Luis Carlos. Me ha gustado mucho. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo con las conclusiones que presentas, el programa se debería haber centrado mas en las causas de hipermedicalizacion, profesionales, pacientes, sociedad, industria...y no en desprestigiar o poner en tela de juicio a médicos y laboratorios.

    ResponderEliminar
  4. A mi me gustó mucho, creo que la frivolidad de la que hablas se debe al sesgo que como sanitarios tenemos. Coincido en que faltaron tratar temas como el del papel de la farmacia comunitaria. En cuanto a los médicos vendidos haberlos haylos y todos los conocemos, lo único que pasa es que se señaló con el dedo que el emperador, en muchos casos va desnudo.

    ResponderEliminar
  5. http://partedeconfirmacion.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  6. Creo que los médicos tenemos mucha responsabilidad en este tema,nuestro centro de salud tiene el menor gasto farmaceutico de la provincia,creo que está directamente relacionado con el numero de comidas o congresos pagados por la "narcoindustria"

    ResponderEliminar
  7. "El que vivimos en una sociedad hipermedicalizada es totalmente cierto, medicalizamos absolutamente todo. Ya lo dijo Enrique Gavilán, queremos remedio farmacológico para problemas como el fracaso escolar, laboral o de pareja. Lo que antes era “coraje” frente a la vida, hoy son anfetaminas o benzodiacepinas"
    Y cada vez nos creemos mas que eso debe ser asi, que las benzodiacepinas nos quitan los problemas, una pena

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.