martes, 28 de septiembre de 2010

La industria agudiza el ingenio para introducir nuevos principios activos en el hospital

A la hora de introducir medicamentos en la guía farmacoterapéutica del hospital encontramos situaciones de todo tipo:


Solicitudes de medicamentos elaboradas por la industria farmacéutica que el facultativo solo tiene que firmar y hacer como si el informe lo hubiese elaborado el.
 
Peticiones de fármacos que se ve que son por compromiso, porque el facultativo lo solicita y luego no muestra ningún interés en el resultado de la solicitud.

Fases extendidas de ensayos clínicos que obligan a continuar con medicación que todavía no ha sido evaluada por la comisión de farmacia y terapéutica.

Medicamentos a coste cero en el hospital, buscando la inducción a primaria.

Fármacos que empiezan como restringidos y al final se convierten en uso generalizado…
 
Sin embargo en estos tiempos de crisis y escasez se agudiza el ingenio, y de este modo el otro día un laboratorio nos presentaba un “contrato informal” entre el servicio clínico en cuestión y nosotros, por el cual se pactan un número determinados de pacientes en los que se hace un descuento inicial importante. El fármaco no ha sido evaluado todavía y con esto se conseguiría por un lado introducir el fármaco por la puerta de atrás, intentando que su uso se extendiese pasada esta fase y ya sin los descuentos iniciales, en segundo lugar dar una falsa apariencia de eficiencia .
 
Está claro que a la industria farmacéutica le entran las prisas por ver sus nuevas moléculas en las estanterías de los hospitales, pero no olvidemos que la medicina basada en la eficiencia debería ser la única vía para recorrer este camino.

2 comentarios:

  1. Tienes toda la razón, y más en estos tiempos de crisis. Se te olvidaba el típico comentario "si este medicamentos lo están usando ya TODOS los hsopitales" Y luego, preguntas por tu parte y lo que hay en el hospital de al lado o son muestras o es que se ha comprado de forma puntual un envase como fuera de guía... De todas formas, y a propósito de la crisis, nos vamos a ver un poco entre la espada y la pared para seguir trabajando como hasta ahora con los recortes económicos. En nuestro hospital hay algunos programas informáticos novedosos, proyectos de investigación o personal contratado cuyo presupuesto va a desparecer. Tendremos que ser muy críticos para ver si nos compensa buscar "financiación externa" o tiramos por la borda el trabajo de los años pasados. Ya me han comentado de algunos becarios en servicios clínicos ligados a la compra de un medicamento en concreto (el mismo en todos los hospitales). No va a ser fácil patra los que queramos trabajar más allá de lo mínimo seguir siendo igual de competentes si solo nos dan los mínimos recursos.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que estamos en una época en la que nadie te da nada y sin embargo el nivel de exigencia y la carga asistencial crece día a día. Imagino que todos tenemos nuestras penas, en nuestro servicio te puedo garantizar que unas cuantas. Pero de poco sirve lamentarse, me imagino que son tiempos de reinventarse, de priorizar y de intentar hacer lo que se pueda, intentando que la calidad asistencial no disminuya, tarea muy dificil.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.