martes, 24 de marzo de 2015

Quiero mi Sovaldi

Parece que el culebrón de la hepatitis C llega al final de su primera temporada, porque todo hace prever que continuará. El 1 de abril se da luz verde a nuevos tratamientos, el escenario cambia y el coste por paciente parece que también.

Sanidad habla de tratar a todos los pacientes con grado de fibrosis 2 en adelante, parece que por fin hay dinero y los enfermos ponen fin a sus encierros.

Sin embargo en los hospitales se siguen dando miles de anécdotas fruto del sensacionalismo que ha tenido el tema, mal gestionado por todos y del histerismo colectivo que ha inundado a algunos.

El otro día acudía un paciente a consultas externas de mi hospital. El paciente tenía respuesta viral sostenida (para los neófitos “curación” de la enfermedad) y venía a revisión. Al terminar la consulta el paciente exigía que quería el famoso “Sovaldi” (si, el que aparece por la tele día y noche, ¿alguien esperaba una campaña de marketing tan brutal?), y amenazaba con denunciar al médico si no se lo prescribía. La respuesta evidentemente fue clara, "no tendrá el Sovaldi porque no lo necesita, usted está curado."

Solo queda hacer una recomendación: “Aunque entiendo que le cueste, por favor siga confiando en su sistema nacional de salud y como decían algunos, ante todo mucha calma”

No obstante, continuará...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.