martes, 10 de marzo de 2015

Gestión sanitaria al estilo "el que vega detrás que arree"


Aunque desde fuera no lo parezca, conozco pocos sitios tan descoordinados como las diferentes especialidades o servicios de un hospital. Habrá excepciones, claro que sí, pero me temo que en general es así. Yo he trabajado en cuatro hospitales y suele ser un denominador más o menos común. Al final todo sale para delante, esa es la triste o afortunada realidad de la gestión sanitaria, pero el peaje humano que se paga y la ineficiencia en los procesos es muy elevada. 

Podríamos poner muchos ejemplos, pero hoy me voy a centrar en una actitud que suele ser bastante dañina para la organización a la larga. La actitud “el que venga detrás que arree” (a todos los niveles). El Servicio de Farmacia de un hospital, al ser un servicio central cuya actividad depende casi de la totalidad del resto de servicios, es muy propenso a sufrir esto.

Las causas de dicha actitud son fundamentalmente la falta de coordinación directiva, el no ver más allá de tus narices, jefes de servicios con el ombligo muy grande y visión nula de cómo se gestiona un proceso en toda su extensión.

El problema es difícil de solucionar porque cuando sufres este tipo de gestión te das cuenta tarde. Ya solo queda volver a parchear una solución al problema, “pelearte” con la dirección o servicios en cuestión y acabar nadando en un mar de ineficiencia.

Ya sé que la solución no es fácil, pero bastaría con sentar a todos los implicados en el proceso (a todos) y nunca dar por sentado nada antes de iniciar una propuesta. También ayudaría el mirarnos menos al ombligo por parte de muchos, pero esto ya es otro tema más difícil de solucionar si cabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.