domingo, 28 de julio de 2013

2 puntos controvertidos sobre la “nueva” ley del medicamento




El pasado jueves entró en vigor la modificación de la ley29/2006 de garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios (ley 10/2013). Dichas modificaciones parecen encaminadas a unificar criterios de actuación a nivel nacional, restan “poder” a las CCAA y ponen como principal protagonista al Ministerio y la AEMPS.

Ahora solo falta esperar que sean ágiles, asépticos y certeros con las medidas. También mas implicación en los informes, en definitiva que se “mojen” en las decisiones porque si no, esto no habrá valido para nada.

Estos son los puntos de las modificaciones presentadas que más controversia puedan generar:

1. ¿Se acabó el que cada comunidad autónoma proponga sus medidas independientes de racionalización de medicamentos?

La ley dice: "Las medidas tendentes a racionalizar la prescripción y utilización de medicamentos y productos sanitarios que puedan adoptar las comunidades autónomas no producirán diferencias en las condiciones de acceso a los medicamentos y productos sanitarios financiados por el Sistema Nacional de Salud, catálogo y precios. Dichas medidas de racionalización serán homogéneas para la totalidad del territorio español y no producirán distorsiones en el mercado único de medicamentos y productos sanitarios".

Comentario: El texto resulta algo ambiguo, por un lado se le sigue dejando a las CCAA el criterio de adoptar medidas de racionalización, por otro lado dice que tienen que ser medidas homogéneas para todos. Cabe esperar quien coordinará esto y con que agilidad. Por ahora parece ser un “frenazo legal” a la famosa subasta de Andalucía y también pondría en jaque otras medidas ya iniciadas por las CCAA como los famosos algoritmos valencianos. De hecho la pregunta es ¿qué pasará con las medidas iniciadas ya por  las CCAA?

2. ¿Zanjada la polémica de los equivalentes terapéuticos?

La ley dice: “Las actuaciones orientadas a establecer la posición de un medicamento en la prestación farmacéutica y su comparación con otras alternativas terapéuticas, tendrán una base científico técnica común para todo el Sistema Nacional de Salud y se realizarán en el marco de los informes de posicionamiento de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps)”.

Comentario: En este sentido tendremos que esperar a que sea la AEMPS la que nos de las pautas a seguir en cuanto a “equivalentes terapéuticos”, de nuevo bloqueando las AET andaluzas. La dificultad radica en tratar el tema con rapidez, difícil visto la gran cantidad de grupos terapéuticos susceptibles de la medida. Queda en el aire que pasa hasta que la AEMPS no hable y hasta donde pueden llegar las Comisiones de Farmacia, como hasta ahora. También parece que con esta medida el Ministerio se adelanta a la “guerra” de los biosimilares, que no ha hecho más que empezar.

Otras modificaciones tienen que ver con los precios industriales de los medicamentos en oficina de farmacia que no podrán ser objeto de modificación o bonificación a no ser que se haga en todo el territorio nacional. La “mayor libertad” en la publicidad de medicamentos que no necesitan receta o la indicación por parte de fisioterapeutas de medicamentos no sujetos a prescripción médica. También se incorpora al ordenamiento jurídico español dos Directivas Europeas que pretenden mejorar los sistemas de farmacovigilancia y de entrada de fármacos falsificados.

Veremos a ver como evoluciona todo y sobre todo como encajan esto las todo poderosas CCAA, teniendo en cuenta que lamentablemente muchas veces no es ciencia, ni eficiencia, es política.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.