miércoles, 26 de junio de 2013

Marketing biotecnológico frente a los medicamentos biosimilares

La guerra de los medicamentos biosimilares no ha hecho mas que empezar. Para los neófitos que no sepáis que son los medicamentos biosimilares en la web “Mas que médicos” nos lo explican sencillamente:

“El término medicamento biosimilar se aplica a aquellos cuya similitud con el producto de referencia ha sido demostrada en estudios comparativos de calidad, clínicos y no clínicos. Un medicamento biosimilar no es un genérico. Éste último es un producto químicamente sintetizado (pequeñas moléculas) y por eso, porque son pequeños y se sintetizan químicamente, se pueden hacer copias exactas, mientras un producto biosimilar hace referencia a productos sintetizados de forma biológica, no son idénticos al original, son similares. Los biosimilares, a diferencia de los genéricos, no se prescriben por principio activo y no son intercambiables con el original.”

Hasta ahora se han aprobado solamente los biosimilares de hormona del crecimiento recombinante, eritropoyetinas y factores estimulantes de colonias. La aparición de estos medicamentos en el mercado ha bajado los precios de los respectivos grupos de manera considerable. Desde el principio ha empezado la batalla, similar a la de los genéricos, de que este tipo de medicamentos tienen menos efectividad y seguridad que los originales. Pero en este caso parece que las reglas del juego no son las mismas.

Así que esto no ha hecho más que empezar, en los próximos años saldrán biosimilares de medicamentos tan exitosos como infliximab, trastuzumab o rituximab entre otros. Todos de una u otra forma nos preparamos para este escenario dentro de un panorama de crisis acuciante que no deja indiferente a nadie, desde la sanidad pública o privada hasta la propia industria farmacéutica. Es por esto que esta última ya está empezando a mover ficha y el otro día me presentaban una nueva figura dentro de los laboratorios Roche que empiezan a ver amenazada una de sus joyas de la corona, el trastuzumab. Se trata de un responsable específico de marketing biotecnológico, en este caso un farmacéutico con altos conocimientos y experiencia en biología molecular que va a tratar de convencerte a toda costa de que la molécula original es mucho mejor que cualquier biosimilar.

¿Os suena de algo todo esto?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.