lunes, 27 de febrero de 2012

Allí donde solíamos gritar

No has empezado a rodar con el nuevo gerente cuando lo destituyen por dios sabe que causa y es que en apenas medio año ya vamos por el tercero.
La verdad es que en estos tiempos tan escasos donde los nuevos proyectos dependen del visto bueno del equipo directivo, es todavía más difícil avanzar cuando se dejan las cosas medio empantanadas cada dos por tres. Y tienes que volver a partir desde cero, volver a explicar los proyectos de cara a este año y tener que demostrar por enésima vez que son eficientes para el hospital. Me temo que todo esto es consecuencia de la sanidad tan politizada que vivimos y que aquí ya hemos criticado en algún que otro post.
Y es que tras las dos o tres blasfemias de turno, la cara de gilipollas que se te queda y los gritos en silencio, no te queda otra que volver a empezar y esperar que los nuevos respondan y den una continuidad directiva al área, tan necesaria en estos momentos.
Mientras tanto, y en espera del nuevo parón inicial de toma de contacto y de más, de vez en cuando acudo junto a algún que otro compañero del hospital al sitio donde solíamos “gritar”, la cuestión es desahogarse.

2 comentarios:

  1. Paciencia, lo importante son los que permanecen como tú y los que insisten y luchan por conseguir los objetivos que se proponen por encima de las dificultades. Yo a veces pienso que estoy pasando de la categoría de "insistente" a "pesada" e incluso "jartible", pero es la única manera... Supongo que tener un sitio como este para gritar de vez en cuando y unos lectores fieles también es una ayuda, verdad? ;)

    ResponderEliminar
  2. Si, estos espacios son perfectos para gritar de vez en cuando...gracias compi1.

    PD: Por cierto en breve voy a tu hospital a ver un programa de notificación de errores de medicación, ya te avisaré con antelación por si coincidimos.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.