miércoles, 25 de abril de 2012

De farmacoeconomía, tabaco e impuestos.

Waiting for the sun - Instagram
Hoy hemos tenido en mi hospital una sesión de Farmacoeconomía expuesta por un experto en la materia de otra comunidad autónoma. La verdad es que por varios motivos no he podido asistir a penas a 10 – 15 minutos de la misma pero por compañeros casi me he enterado de la totalidad. El público era multidisciplinar de diferentes servicios clínicos, está bien por lo menos que no asuste o repudie hablar de costes asociados a fármacos.
Es verdad que la farmacoeconomía parece que está resurgiendo o tomando un papel destacado y ya son pocos los laboratorios que no van con sus estudios de costes bajo el brazo. Mi opinión, algo del tema se ya que mis cursos me he “chupado”, es que he visto pocas áreas donde el grado de manipulación sea tan alto. Es fácil ocultar ciertos costes, considerar solo los que te vengan bien y que al final cuadren las cosas. Pero de esto hablaremos otro día porque voy a la anécdota que me han contado, yo ya no estaba presente, y que es la que quiero destacar.
Terminada la charla se inicia un turno de preguntas, al tener un foro tan multidisciplinar las preguntas son muy heterogéneas. Un neumólogo pregunta, que piensa de los tratamientos frente al tabaquismo, como se pueden valorar los costes que evitan. Tenemos una buena unidad de Tabaquismo en el hospital y aunque la pregunta es muy particular y la charla era una exposición general, se podía haber contestado de muchas formas, pero la respuesta fue:
-     Mira yo soy fumador hace mucho tiempo (estamos hablando de una persona de unos cuarenta y tantos a lo sumo cincuenta) y te puedo decir que con los impuestos que he pagado con el tabaco ya me he costeado el cáncer de pulmón y el trasplante.
Contestación curiosa sobre todo viniendo de un sanitario (para más señas médico) experto en Farmacoeconomía. Vuelvo a la manipulación de los datos económicos, más allá del tema sanitario y del foro, a lo mejor el ponente no se acordó que los impuestos del tabaco no solo van a sanidad sino a las carreteras, puentes y otras infraestructuras por donde ha venido en coche, a costear parte de los estudios de medicina que ha tenido y un largo etcétera. Pero la economía de la salud es muy amplia y a lo mejor no se ha acordado que los costes de quimioterapia  del cáncer pulmonar hoy en día pueden rondar los 5.000 euros mensuales y que el coste de un trasplante pulmonar en España está estimado en 120.000 euros. Muchas cajetillas ha tenido que fumar este señor para haberse sufragado estos costes ya a tan corta edad.
No soy de los radicales con el tabaco, cada uno es libre de hacer lo que quiera mientras no moleste al de al lado, pero por favor no justifiquemos lo injustificable y menos entre sanitarios que algo sabemos de qué va la película.

1 comentario:

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.