miércoles, 18 de mayo de 2011

No lo puedo evitar...

Cuando te mueves y luchas por algo y por alguien que consideras que se lo merece. Cuando en esa lucha va implícita mejoras en tu servicio, la motivación de personas que todavía creen en trabajar, colaborar y mejorar las cosas. Cuando hablas con todas esas personas que se supone están para gestionar y organizar eficientemente un hospital y no te encuentras más que puertas cerradas, un lo siento bastante ficticio, piensas que es normal que la gente mande las cosas al carajo y que diga eso de que “la próxima vez que lo haga “su puñetera madre”.
Mañana tengo que hablar con estas personas, a las que no he podido conseguir algo referido a su actividad que realmente creo justo. Alguna compañera me dice que lo he intentando, que no podía hacer nada más, pero el quemazón permanecerá por bastante tiempo.

Los detalles de la historia son lo de menos, son cosas que pasan a menudo en la administración pública, por ejemplo un hospital, por ejemplo un Servicio de Farmacia Hospitalaria.

Habrá que levantarse y seguir luchando, además creo que en este tema en concreto “seguiré dando por saco”, por cosas que me parecen justas y por gente que se lo merece, no lo puedo evitar.

3 comentarios:

  1. Ni yo... Por lo que leo, en todas las Áreas "cuecen habas". ¿Estaremos rodeados? Democracia real ya también en Sanidad !!!

    ResponderEliminar
  2. Los buenos líderes son los que tienen esa valentía de luchar por su equipo, porque saben lo importante que es que encajen todas las piezas, y no solo algunas. Los que fracasan mil veces y lo vuelven a intentar otras mil con la misma ilusión de la primera vez. Creo que estás en el camino (no sé si para bien o mal tuyo ;-)

    ResponderEliminar
  3. Interesantes palabras compi1, es verdad que como concluyes no se si para bien o mal mio, pero pienso que si estoy, estoy para llegar hasta el final. ;-)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.