miércoles, 18 de enero de 2012

Eso lo va a hacer su puta madre...

Foto: Cabo de palos (Murcia) - Instagram
Con todo esto de la crisis y el ahorro desmesurado, pocas veces pensamos en el impacto que tienen las decisiones. Parece que todo vale y no se duda por empezar desde abajo, así nos lo muestran  las medidas orientadas a los médicos internos residentes, su malestar que se cristalizará en huelga en Madrid el próximo 26 de enero, ya que les van a recortar cuatro perras, de las cinco que ganan por las guardias de los sábados. En mi comunidad también se unen a la escabechina y a partir del 1 de enero les disminuyen las guardias, para ahorrarse una perra y media más. Todo ello para motivación de los que serán el futuro de nuestra sanidad, que a sus veintitantos años muchos de ellos empiezan a decir aquello de “eso lo va a hacer su puta madre…” .
También empieza a preocupar la reiterada disminución de complementos variables ligados a objetivos de todos los Servicios, la permanente espada de Damocles de que no se van a renovar a los que están eventuales, que no se van a sustituir bajas e incluso jubilaciones, por lo que tampoco es difícil escuchar por los pasillos a compañeros diciendo aquello de “eso lo va a hacer su puta madre…”.
Aunque parezca mentira, el malestar parece llegar incluso a algunos puestos directivos, personas que han accedido a intentar gestionar esto de manera eficiente, sumando muchas horas de trabajo extra y que ni siquiera tienen derecho a dietas (estamos hablando de una triste comida). Y según me comentaban el otro día incluso también por algunos pasillos de las altas esferas ya se había escuchado aquello de “eso lo va a hacer su puta madre…”
Todos somos conscientes de los tiempos que corren, de que hay que arrimar el hombro, pero ¿no estamos perdiendo un poco el norte?  Nos estamos olvidando que pequeñas acciones que nos permiten ahorrar cuatro duros ahora nos pueden suponer  un gasto mil veces superior si nos empeñamos en desmotivar, desilusionar y cabrear incluso a los más jóvenes. Y si cambiamos de filosofía y nos damos cuenta de que pequeñas inversiones hechas en los sitios adecuados pueden suponer un ahorro inmensamente mayor a la larga.
A todo esto ni una palabra del eje principal de todo esto, los pacientes, los primeros afectados de aquello de “eso lo va a hacer su puta madre…”.

2 comentarios:

  1. Hola:

    La situación que vivimos nos ha vuelto, quizás, más inseguros o más egoístas. No obstante, sólo podemos confiar en que la situación mejore y que el tiempo haga justicia con el trabajo y profesionalidad de cada uno.

    Muchas gracias por tu aportación y un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues si, ya ves....todo esto que dices, aqui ya lo estamos viviendo. Los resis hacen menos guardias, no les pagan ya la comida ni nada de nada....han quitado complementos, etc. Lo que en esta comunidad ya llevamos viviendo unos meses, ahora empieza a verse en las demás. Al fin lo pagaremos todos y no sé como trabajeremos, pero la desmotivación es lo que más ronda en estos tiempos de crisis.
    Clara

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.