domingo, 3 de octubre de 2010

A veces en octubre, es lo que pasa...


Cuando nada sucede, y el verano se ha ido,
y las hojas comienzan a caer de los árboles,
y el frio oxida el borde de los ríos y hace más lento el curso de las aguas;

cuando el cielo parece un mar violento,
y los pájaros cambian de paisaje,
y las palabras se oyen cada vez más lejanas, como susurros que dispersa el viento;

entonces, ya se sabe, es lo que pasa:

esas hojas, los pájaros, las nubes,
las palabras dispersas y los ríos,
nos llenan de inquietud súbitamente y de desesperanza.

No busquéis el motivo en vuestros corazones.
Tan solo es lo que dije: lo que pasa.

- Ángel González



2 comentarios:

  1. te olvidaste de los resfriados, los dolores de garganta y la subida de ventas en leche y miel, jjajaa

    a ver si nos hacéis una entrada de remedios de la abuela..jajja

    ResponderEliminar
  2. Creo tendría su punto abrir una sección de remedios de la abuela, a lo mejor tiene exito y todo. ;-)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails
Se ha producido un error en este gadget.